miércoles, 26 de diciembre de 2007

PODEMOS REDISTRIBUIR EL PODER??

Política municipal, el desafío de redistribuir el poder.

La política es la preocupación por los asuntos públicos o la búsqueda de soluciones reales para problemas concretos. Dentro de nuestro orden institucional los municipios son los organismos más democráticos y cercanos, sus autoridades son elegidas por mayoría simple, a diferencia de los diputados y senadores que son “designados” por el sistema binominal, que excluye a las minorías y reduce la representación pluralista de la sociedad.

Los municipios son las instituciones más democráticas, pero sufren de diversos problemas que requieren de mayor atención. El pilar fundamental de la democracia es la elección mayoritaria de autoridades que representen a la gente. No obstante, este concepto se tensa desde la siguiente pregunta: ¿Pueden ocho concejales y un alcalde representar a más de cien mil personas?

Otro problema, es la visible falta de autonomía para definir proyectos de desarrollo y equidad social acordes a las distintas realidades municipales. El gobierno central determina unilateralmente los planes y programas en materias tan disímiles como la educación y la salud.

Los Municipios absorben el incremento de diversos gastos, como el costo del agua, de la electricidad o los reajustes de los trabajadores del sector público, para ello el Estado no traspasa los recursos necesarios para enfrentar las alzas y su sistema financiero arrastra una deuda de 250 millones de dólares y un déficit de 37 mil millones de pesos.

Hemos identificado tres problemas del sistema municipal, la representación, la autonomía y la falta de recursos. Todos ellos tienen un factor común, la falta de voluntad para redistribuir y compartir el poder político.

El poder debe ser un instrumento para conquistar un objetivo y no un objetivo en si mismo. Esto presupone un cambio en nuestro paradigma. Más recursos, autonomía y representación, deben ir acompañados de mayor participación, fiscalización ciudadana, transparencia y redistribución del poder.

Al principio definimos la política como la preocupación de los asuntos públicos, esos asuntos son vividos por personas de carne y hueso que desean justicia, seguridad, estabilidad, respeto y felicidad para sus vidas.

Para cumplir con sus expectativas debemos convertir a los Municipios en verdaderos gobiernos locales, que tengan más recursos, sean más autónomos y por sobre todo, cuenten con el apoyo y participación de la sociedad civil. La redistribución del poder necesita de vecinos más activos, que estén dispuestos a comprometerse con la toma de decisiones y con el bien común de la sociedad en su conjunto.

viernes, 14 de diciembre de 2007

Realidad Municipal.

Quizás poco le importe a usted, si le cuento que la Reforma Municipal, hace 14 años espera por su aprobación en el congreso. Lo más probable es que el concepto le diga muy poco.

Pero si le menciono que su hijo o hija, que asiste todos los días al liceo municipal está recibiendo una educación de menor calidad que los estudiantes de la educación particular, lo que claramente afectará sus posibilidades para el futuro, quizás comience a interesarle el tema.

Ahora bien, si además le cuento que el Estado paga 1.300 pesos mensuales por su atención de salud primaria, lo que equivale a 3 dólares al mes, cifra paupérrima, si consideramos que todos los estudios revelan que una atención “digna y básica”, se financia con a lo menos 3.017 pesos, casi el doble del actual monto, su interés sea mayor.

Otro caso dantesco, es que en la última negociación salarial del sector público, el Ministro de Hacienda acordó aumentar los ingresos en 6,9%, incluyendo a los funcionarios municipales, pero sin traspasar los recursos necesarios, por ende, dicho incremento será absorbido íntegramente por los municipios, para ello deberán recortar presupuestos destinados a seguridad ciudadana, salud, educación o aseo y hornato. El costo total de esta situación, se calcula sobre los 19 mil millones, imagínese la cantidad de cosas y mejoramientos que se podrían realizar con esos recursos.

La implementación de las políticas públicas son canalizadas a través de los municipios. Por esto y pensando en el mejoramiento constante de la calidad de nuestra vida, es que se hace fundamental generar una modernización del sistema municipal chileno.

La creación de gobiernos locales, en donde el poder se redistribuya, junto a las oportunidades y los ingresos, puede resultar de gran valor para fortalecer el sistema democrático y de participación ciudadana.

Los municipios deben mutar de ser las cajas pagadores del centralismo, para nutrirse de una gestión más eficiente, moderna y por sobre todo centrada en las particularidades de cada comuna.
PMB

viernes, 30 de noviembre de 2007

HASTA SIEMPRE BICHO



Para Mauricio Nibaldo Álvarez Torrico, nuestro querido Bicho.

BICHO: TU EXPERIENCIA ES LA MEJOR LECCIÓN DE LA SOLIDARIDAD SOCIALISTA

Amigo Bicho, ayer supe que falleciste en un accidente de tránsito, ibas camino a Tocopilla, lo más seguro que para ayudar a alguien que necesitaba de tu ayuda.

La información la tomé con calma pero con mucha pena. Inmediatamente me acordé de ti y de nuestra larga conversación en tu casa en Antofagasta. Lugar que abriste de par en par para recibir al compañero visitante de Santiago, como tantas veces lo hiciste con muchos de nosotros. Como siempre, no tuviste ningún problema para cederme tu cama, optando por dormir doblado en el sillón de tu humilde hogar.

Esa noche, luego de trabajar todo el día, hablamos de cómo arreglaríamos el mundo, de los acabronados que son los viejos de nuestro partido, de las peleas idiotas de los lotes, de la falta de camaradería y de la permanente visión dogmática de uno y otro bando.

Con pasión me mostrabas los recortes de prensa que guardabas con orgullo por tu cruzada, para denunciar y terminar con la contaminación por plomo de la población donde vivías junto a tus padres. Quizás te escribo con la idiota esperanza que me contestes, quizás lo hago por que me cuesta mucho creer que estas muerto y que ya no nos alegrarás con tu mirada sencilla, concreta, consecuente, directa y alegre de la vida.

Pero también lo hago por que sé que tu vida es un ejemplo de coherencia, compromiso y consecuencia política. En cada uno de las personas que tuvimos el honor de conocerte, seguirá viva la llama de tu alegría, compasión y enseñanza de solidaridad socialista, la que se construye con los actos de entrega y solidaridad, muchas veces más anónimos, que los eternos discursos de grandilocuencia y megalomanía, que sobran dentro de la clase política.

viernes, 16 de noviembre de 2007

La luz de mis ojos




Carla tiene solo trece añitos. Fue baleada el domingo por la tarde cuando jugaba con sus amigas, muy cerca de su casa, en una población de la periferia, aquí, en Santiago de Chile. Se debate entre la vida y la muerte. Al dolor de su familia y vecinos, se une una larga lista de niños, niñas y adolescentes que han sido heridos, o han muerto, en situaciones similares. Puerto Montt, Maipú, Puente alto son algunos de los lugares que han estado presentes, en la opinión pública en los últimos meses, a través de trágicos hechos que afectan a personitas que para sus familias son, o eran, la luz de sus ojos.

Los avances comunicacionales permiten tener la información con rapidez, de manera cómoda, en modernos sillones y con Lcd o plasmas que mejoran la calidad en la imagen. Ni el acomodo, ni la tecnología o el poder asociado al control remoto puede evitarnos, la posibilidad de reflexionar acerca de nuestras luces internas. La de nuestros ojos.

Uno de los más profundos dolores que afectan a las personas, se produce cuando se vive la pérdida de un ser querido. El mayor, más complejo, para los especialistas en este tipo acompañamientos, es la muerte de un hijo o hija. La sola imaginación de una situación así, forma parte de los más íntimos secretos, pocas veces explicitado, de la mayoría de los padres y madres. Éste sentimiento de temor, cuando se repite con frecuencia y se instala en la vida cotidiana de personas y comunidades, genera distintas actitudes y comportamientos. Algunos de ellos, los vinculados al temor y la desconfianza, podrían alterar profundamente la vida personal y la convivencia entre familias, barrios y comunidades.

Perder a un hijo o hija ya es una experiencia terrible en sí misma, perderla por una bala que dispara rabia, malestar y exclusión es mucho más devastador. Algo de la mirada muere, cuando un ser amado cierra sus ojos para siempre. Y esperamos que Carla viva.

Los domingos por la tarde son especiales. En las poblaciones siempre hay fútbol. Algunos se aproximan a las polvorientas canchas llevando consigo, secretamente, el sueño del gol olímpico en el minuto final, otros han esperado la semana completa para dar un paseo junto a sus hijos, y descansar un rato bajo resecos árboles, sentados en tablones resquebrajados por el calor y el paso de los años. Esto no les impide proyectar el sueño de construir familia, pensando en canchas con aroma a pasto y no a tierra, una piscina al final del muro, en ese que rebota la pelota, asientos como los de las plazas de Chillán y muchos, muchos lugares para jugar. En el corner están los otros, que aprovechan la pichanga para encontrarse con los amigos de siempre, junto a algunas cervezas y algo para olvidar. Olvidar que la noche anterior no durmieron ya que falta sueño y sueños.

Con este contexto e inexplicablemente, quizás, se muere también el sueño del gol olímpico de Carla. Ese gol de muchas niñas y niños pobres, que le tuerce la mano al resultado ya pronosticado, y al último minuto la convierte en doctora, básquetbolista o profesora, no importa mucho, lo importante son, o eran, sus sueños. Los niños de Puerto Montt al parecer ese día no tenían mucho sueño y sí, muchos sueños. Los sueños de adolescente. Traviesos, arriesgados, valientes y buenos por naturaleza. Los motivos porque están ahí tienen que ver con nosotros. En las poblaciones y en las cárceles los domingos por la tarde son especiales.

Son muchas las poblaciones y comunas de Chile en que importantes grupos humanos están expuestos a situaciones generadas por la exclusión social. Puente Alto la Comuna con mayor cantidad de habitantes en nuestro país, y donde se vienen repitiendo con frecuencia hechos de esta índole, reúne, lamentablemente, la mayoría de las características y la sintomatología que identifican las comunas que facilitan y resultan promotores de los fenómenos asociados a la exclusión. Los salarios poco éticos, altos índices de desempleo juvenil, ausencia de redes comunitarias son, entre otros, rasgos que verifican la ausencia de cohesión social. Los
Indicadores de desarrollo humano, al límite, son elementos del contexto que, se olvidan con facilidad y nos podrían ayudar a comprender los elementos estructurales, a fin de prevenir, estas situaciones.
Comprender estas realidades complejas significa mirarlas y vivenciarlas con los ojos del Padre y la Madre que ve en sus hijos la luz de sus ojos. Los padres que acompañan, corrigen, ayudan y facilitan, siempre, nuevas oportunidades. Observar en Carla, la realidad de muchísimas niñas y niños que viven en nuestras poblaciones, con los ojos de quien ve en ellos la luz de los propios, es un camino posible, urgente y de carácter humanitario.

Los niños y niñas de nuestro país son la luz de nuestros ojos. Cuidar esa luz es responsabilidad nuestra, mía y suya.


Antonio Ovando S.


Santiago de Chile. Primavera 2007

jueves, 8 de noviembre de 2007

CAMPOS DE CONCENTRACIÓN Y TORTURA




Hace dos años falleció en Londres Inglaterra, Santiago Bell, fundador del MAPU y ex Intendente de Ñuble del Gobierno del Presidente Allende. Nuestro tío fue uno de los cientos de prisioneros políticos recluidos en la Isla Quiriquina.

Los médicos ingleses veían con espanto en cada radiografía y examen como las costras y marcas de la tortura, seguían vivas después de 30 años. Particularmente, les llamaba la atención la calcinación de los huesos. Atroces marcas dejadas por los agentes del estado y funcionarios de la marina que lo torturaron, quemando su cuerpo con sopletes.

A finales de mes, el Ministerio de Defensa y la Marina, realizarán un “acto de reconocimiento” a los sobrevivientes del campo de concentración y centro de exterminio de la Isla Quiriquina. Utilizamos el término campo de concentración y centro de exterminio, por que pensamos que eso fue lo que existió en chile, así de claro, así de conciso y así de preciso.

Nos gustaría ver por parte del Gobierno y de las Fuerzas Armadas, una declaración clara con respecto al término. Es el momento de avanzar, pero para ello nuestra memoria histórica necesita ser reconocida.

Sentimos que las Fuerzas Armadas y la sociedad chilena deben asumir en el error del pasado, profundas lecciones democráticas para el futuro. Eso fundamentalmente pasa por reconocer que en Chile existieron campos de concentración y centros de exterminio político, en donde los recluidos, sufrieron horrores que hasta el día de hoy son difíciles de comentar o difundir. Solo ellos pueden saber a ciencia cierta lo que significó haber sufrido a través de sus cuerpos el odio y la persecución.

Pero Chile debe asumir que en nuestro país existió una ideología de la tortura y la persecución, que a través de campos de concentración y exterminio, se violó sistemáticamente por parte de agentes represores del estado, los derechos humanos de miles de compatriotas.

Patricio Mery Bell
Comité Central
PS Chile.

James Mery Bell
Vicepresidente Federación de Estudiantes
Universidad Alberto Hurtado

miércoles, 24 de octubre de 2007

TIEMPO DE MORIR

Por Osvaldo Torres
Concejal Peñalolen (PS)

Tiempo de Morir

10 adolescentes han muerto en un recinto del Estado llamado "Tiempo de crecer".

Ha quedado demostrada la incompetencia para resguardar el derecho básico a la vida de los adolescentes comprometidos en infracciones a la ley. Ha sido desnudada la incapacidad para asegurar que los recintos de detención tuvieran las condiciones adecuadas para mantener a los adolescentes y niños en prisión y más aún con algún programa de rehabilitación y reinserción social. Se ha evidenciado, dolorosamente, que las Reglas Mínimas de Naciones Unidas para la administración de la justicia de menores (Reglas de Beijing) no han sido atendidas en tres aspectos centrales: "Proteger la condición jurídica del menor, promover su bienestar y evitar que sufra daño". Se ha violado la Convención sobre los Derechos del Niño de la ONU, en su artículo 37 inciso c que señala que: "Todo niño privado de libertad sea tratado con la humanidad y el respeto que merece la dignidad inherente a la persona humana, y de manera que se tengan en cuenta las necesidades de las personas de su edad". Estamos en presencia de una grave vulneración de los derechos de los niños y adolescentes.

Este gravísimo hecho requiere no sólo de sumarios internos. Como bien lo ha señalado el Director de SENAME, la responsabilidad por lo ocurrido no es de los "amotinados" -como lo afirmó la Seremi de la X Región-, es del propio Estado.

Es claro que la ley Nº 20.084, la misma que bajó la edad de responsabilidad penal a los 14 años y desconoció el criterio de privación de libertad como medida de última instancia, ha dejado un resultado macabro y previsto por la Comisión de Expertos que funcionó previa a su puesta en vigencia. También es evidente que las promesas de inversión no se han cumplido, ni en el campo de la infraestructura ni en personal calificado para re-socializar y reinsertar a los adolescentes. No sólo el Centro de Puerto Montt carece de condiciones dignas para un proceso de rehabilitación, también el Centro Tiempo Joven en San Bernardo y otros similares.

Pero existe otro problema. La "filosofía" de la rehabilitación bajo prisión es un engaño. Aquellos que apoyaron la prisionización de las penas deben asumir que cometieron un grave error, pues lo que se requiere es incrementar la calidad de la intervención en el medio libre, cambiando las vidas de ellos y no coartándolas. La prisión debe ser sólo para los adolescentes que cometen crímenes violentos.

Las muertes son un mensaje terrible, que debieran cambiar el rumbo y la prioridad que tienen los niños y adolescentes chilenos y en particular los excluidos. Hay adolescentes y niños sin oportunidades, con vivencias familiares y escolares degradadas y la respuesta del Estado es de una violencia material y simbólica que lo que reproduce es mayor violencia. La pretensión institucional de aplicar la violencia sobre un problema social es infructuosa y llevará a un ciclo impensable en las calles y en las cárceles.

La re-estructuración de Sename, ligada a la aprobación de su presupuesto es una buena medida si se calibra la dimensión de la decisión. Esta debiera abrir paso a una institucionalidad global para los niños y adolescentes y no sólo para los infractores, pues es lo que permitirá prevenir esto último. En ella debe contemplarse como necesidad la figura del Defensor del Niño y la Niña, como figura autónoma que permita monitorear el estado de los derechos de los niños, proponer reformas legales, instruir a la administración pública para adecuar las deficiencias en la atención, promover campañas y otras facultades que fiscalicen a quienes operan sobre los niños y adolescentes. Hay que complementar el esfuerzo del sistema de protección social de niños menores de seis años de "Chile Crece Contigo", con un sistema que cubra hasta los 18 años, que esté coordinado territorialmente y dirigido a esa población sin discriminación de ingresos. Debe generarse una autoridad política del área para coordinar, gestionar y evaluar las acciones que se desarrollan en las áreas de educación, salud, protección de derechos, deportes y vivienda, haciendo realidad el Plan Nacional de Infancia y Adolescencia.

Es tiempo de actuar no sólo para evitar estas tragedias, sino para demostrar que los niños y adolescentes excluidos tienen un país que les ofrece oportunidades para un desarrollo integral. Esta es una tarea de primer orden.


Osvaldo Torres G
Antropólogo
Director Ejecutivo
ACHNU

Tragedia del Sename: Que pequeños son los que nos mandan


Por Antonio Ovando

Ex Director de Fundación Don Bosco


Seguimos tratando como delincuentes a los menores en problemas, mientras las autoridades enseñan con su ejemplo a la juventud que los poderosos no responden por sus actos u omisiones


Antonio Ovando S. (10/07)LA REHABILITACION DE niños y jóvenes con problemas asociados a la delincuencia, adicciones y la exclusión social representa un desafío para todas las sociedades, especialmente en nuestra América Latina. A pesar de que existen las propuestas y proyectos cercanos, humanizantes y posibles de desarrollar y a la vez instituciones de reconocido prestigio en los distintos sectores, este asunto se ha convertido en un tesoro para quienes manejan el poder de decisión. Se insiste en la añeja mirada encarceladora y represiva, la cual es no sólo indigna, sino que brilla por sus fracasos en los países desde donde algunos de nuestros especialistas se empeñan en importarla.


Mi experiencia junto a familias y jóvenes que viven esta circunstancias me ha impelido a redactar esta columna. Quiero invitarles a acompañar a quienes sufren el dolor hoy día y a la vez a tomar iniciativas personales, familiares y comunitarias que impidan que estos hechos vuelvan a suceder


EL HILO POR LO MAS DELGADOLa muerte de jóvenes en centros de reclusión no es nueva en Chile. Sucesos como los ocurridos en Puerto Montt se han tornado, por desgracia, en frecuentes en las últimas décadas en nuestro país. La Serena, Temuco, San Bernardo y la tragedia de la denominada Casa de Menores San Francisco son algunos que ahora recuerdo y que, estoy cierto, permanecen en la memoria de quienes por años hemos promovido, quizá sin mucho éxito, la atención digna para niños y jóvenes que por distintos motivos deben permanecer en estos recintos. La muerte y el dolor humano parecen ir de la mano de muchas personas. Madres y familias, educadores y profesionales sufren con estos asuntos tan delicados. Nadie podría siquiera imaginar una mala intención de quienes diseñan, ejecutan o toman las decisiones en lo tocante al inicio el aplazamiento de los proyectos. Sin embargo, y de acuerdo a mi experiencia en el trabajo en esta área, puedo afirmar con la misma certeza de que nadie está en verdad dispuesto a responder y asumir verdaderamente las responsabilidades que emergen de los errores cometidos en el Servicio Nacional de Menores (Sename).


Probablemente el reacomodo político permita, con la complacencia nuestra, iniciar sumarios que nunca terminan y no faltará quienes obtengan réditos políticos y de distinta índole de tan dolorosa situación. Otros intentarán aumentar las medidas de control y se sumarán a quienes reducen todo el problema a unas colchonetas inflamables o a la responsabilidad de un educador que no habría realizado la intervención correcta. Sendas declaraciones de organismos públicos y privados ornamentarán y convertirán en un espectáculo paradojal el camino al cementerio cercano.


No son responsables los gendarmes. Nunca lo han sido; no es su rol, no es su función ni están formados para eso. Tampoco cabe culpar a las organizaciones de trabajadores del Sename. Existe certeza de que cuando se habla de rehabilitación de adolescentes con problemas delincuenciales y drogadiccionales asociados a la privación de oportunidades para el desarrollo se necesita un ambiente adecuado, propuestas modernas y pertinentes y personas preparadas para aplicarlas. UN ENFOQUE REPRESIVOEn nuestro país se ha instalado, desde hace muchos años, la idea punitiva y sanitaria que trata como enfermos o delincuentes a los jóvenes en problemas. No es casual que el Servicio Nacional de Menores dependa del Ministerio de Justicia, ni tampoco que los asuntos de drogas estén vinculados a la psiquiatría clásica y al control social. Tampoco es casual que en sus propuestas tengan relevancia menor los asuntos sociales y educativos, a la hora de identificar causalidades y vías de abordaje. Por ahí podríamos buscar responsabilidades.


El debate de años en torno a la Ley de responsabilidad adolescente permitió a los distintos actores exponer sus visiones, proyectos e ideas. Los medios de comunicación nos muestran aún diario la realidad de las cárceles de adultos y jóvenes. Se han vivido intensos debates. El asunto de la prevención del delito y el tratamiento del delincuente en el que están circunscritos los temas relacionados con el Sename, el Conace y otros organismos públicos son motivo de disputas partidarias, lo que ha impedido a nuestros líderes ir un poco más allá con sus propuestas. Al parecer el debate no ha servido de mucho, segùn se deduce de las facilistas y superficiales explicaciones dadas por nuestras principales autoridades. El discurso frente a los dolorosos hechos de Puerto Montt así lo indica.


La ley de responsabilidad adolescente ha puesto en el debate la actualización necesaria desde la perspectiva jurídica. Sin embargo, la ortodoxia y los personalismos presentes en los organismos públicos, unidos al desconocimiento experiencial y las debilidades y lejanías de los académicos configuran un escenario confuso por decir lo menos. No es casual, tampoco, que las principales experiencias innovadoras y exitosas se encuentren en el ámbito de la sociedad civil. En Chile, prestigiadas instituciones y personas con distintas fuentes inspiracionales han dedicado sus mejores esfuerzos a la prevención, la rehabilitación y la reinserción de niños y jóvenes con dificultades. Casualmente, sin embargo, no tienen ni han logrado tener una incidencia mayor a la hora de las definiciones estructurales.Pareciera que es necesario abrir espacios. Estoy cierto que cuando los chiquillos inician su motín no consideran que el calor dilata los metales, lo que impide abrir las puertas a la hora de la desesperación.


Existen varios asuntos en los cuales los chilenos estamos cerrando la puerta por dentro. Y el calor sigue aumentando.


Las organizaciones no gubernamentales están desafiadas. Los padres cuyos hijos han muerto o permanecen en estos centros también. Es tiempo de crecer.

lunes, 8 de octubre de 2007

08/10 TIEMPO PARA NO OLVIDAR

Opinión de Antonio Ovando Sepúlveda
Ex Director Fundación Don Bosco
En octubre el sol primaveral facilita, además de ahorrar la parafina o el gas, el florecer de árboles, plantas y malezas, ayudando a generar un contexto ambiental más grato. El mar, la cordillera y el desierto nos regalan con mayor nitidez su hermosura. Nos recuerdan que ahí están y son nuestros.
Ojalá este contexto también facilite los acuerdos que nuestro país requiere y que, en sus elementos fundamentales, se refieren a la desigualdad y a la superación de la exclusión social. Esto que se ha denominado pacto social. Aumenta la vorágine de declaraciones, urgentes reuniones, asambleas y debates ante asuntos de aún no dimensionada trascendencia para nuestro país. Será otro aporte y podrá hacer más grato el aire sumando inciensos con aromas democráticos, necesarios y urgentes.
Octubre, al igual que septiembre, nos interpela con el legado ético y moral de varios de nuestros héroes que supieron dimensionar a tiempo la trascendencia de sus actos. El sol y los volantines de septiembre surcaron los aires y nuestros corazones para recordar a Salvador Allende y al Cardenal de los pobres. El sol calientito de octubre y los vientos democráticos que recorren nuestra América Latina nos permiten ubicar el legado ético y moral expresado en la Calle Santa Fe, La Higuera y por todos los luchadores por la democracia.
Los más de tres mil muertos y más de mil desaparecidos son un crudo testimonio, entre otros, del costo pagado por los chilenos por la democracia.Reformas estructurales, transformación social y democracia, palabras y conceptos cargados de contenido y distintas valoraciones éticas, ideológicas y políticas. No es casual que estén nuevamente activas en los discursos. Son los mismos campesinos de la Reforma Agraria que se vinieron al centro del país, los niños del Mapocho, las ciudades y poblaciones empobrecidas son los mismos pobres de la ciudad y el campo.
La propuesta de la trasformación social nace como ideario desde los mismos millones de pobres, indigentes y hambrientos de América Latina.Es necesario explicitar nuestros sueños, dice Paulo Freire. "Debemos decir cantar y dibujar el país que queremos". Solo así podremos afinar los contenidos y hablar de lo que no estamos de acuerdo.
Para lograr acuerdos es necesario tener desacuerdos. Y nada sacamos con continuar insistiendo en lo que estamos haciendo bien. Ni la democracia, ni los equilibrios macroeconómicos van de la mano con las justas distribuciones y nos mantienen como uno de los países más desiguales de América Latina. Es éste, o creo yo debería ser, uno de los ejes del denominado pacto social.La exclusión social y la superación de la pobreza es otro eje fundamental, ante el cual existen distintas posturas, visiones e iniciativas.
La sola existencia de la exclusión, la presencia de grandes cantidades de niños e indigentes en las calles, los exorbitantes niveles de la cesantía juvenil, la formación de getthos en sectores empobrecidos, la precariedad e inestabilidad en el empleo, la economía informal entre otros, conforman y generan una gran masa de pobres que no son sólo marginados, oprimidos o explotados sino expulsados de la prosperidad y el desarrollo.
La existencia de la exclusión implica la no existencia del desarrollo humano. Planteados los ejes fundamentales, me parece oportuno comentar acerca del concepto de pacto o acuerdo. Palabras que también son utilizadas como sinónimo. Un acuerdo es una decisión tomada por dos o más personas, también se podría denominar tratado o resolución. Desde el Derecho tiene un efecto jurídico y el más importante es su obligatoriedad en el cumplimiento. Por lo general, los acuerdos o pactos afectan y comprometen sólo a los implicados en él.

La recuperación de la democracia que en estos días recordamos traía de manera explicita, implícita y motivacional el convencimiento de que a través de su ejercicio lograríamos la justicia social, el respeto integral de la libertad de las personas y comunidades, el alejamiento de los autoritarismos y la emergencia y vivencia de los derechos humanos, políticos sociales y culturales de los chilenos.Al parecer, aún no hemos construido el país que soñamos. Sin embargo, hemos logrado avanzar en la conciencia de que la democracia es la base sólida y que nos queda mucho por hacer.
Nuestra adolescente democracia, porque es adolescente, ha vivido y vive todos los rasgos característicos de su edad. En ocasiones pierde el tiempo y oportunidades, en otras se mira demasiado al espejo y no faltan los días que duerme más de la cuenta. Nuestra adolescente democracia que crece y se pega su estirón, tiene claro cuales son sus herencia, conoce su pasado y quiere avanzar. Quiere definir su vocación.
El proyecto de pacto social en Chile o la necesidad de un acuerdo Pacto Social en Chile, es producto del ascenso de las movilizaciones de las organizaciones sociales, de los valientes planteamientos de nuestras Iglesias y algunos Obispos y respetados líderes de opinión. Es enorme la cantidad de hombres buenos, en todos los sectores, que nos invitan a realizar un esfuerzo mayor por la anhelada Justicia Social y la convivencia basada en la confianza, la libertad, el respeto y la ayuda mutua.
A estas voces se deben sumar los lamentos de las familias de nuestros desaparecidos y los gritos de los excluidos. Todo esto genera un gran ruido. Es necesario y urgente escuchar el ruido y poner oído, mejorar las relaciones. Nuestra democracia crece y tiene un orden establecido sólido. Michelle Bachelet debe confiar en la democracia y conducir con la decisión que le otorga su investidura las reformas y las transformaciones estructurales que hoy son posibles de realizar. Cuenta con el cariño y respeto de lo más humildes y es mujer. Los dirigentes y partidos de su Gobierno tienen la obligación de facilitar las decisiones políticas.

Con la misma fuerza y decisión que invita al pacto a la derecha debe invitar y facilitar los espacios para que participen los más pobres. Eso fortalecerá el poder ciudadano, permitirá mejorar el apoyo a las políticas sociales y le brinda la oportunidad histórica y preciosa de renovar el legado moral de quienes en estos hermosos días de Octubre recordamos. Siempre guiados por profundos sentimientos de amor a la humanidad.

miércoles, 3 de octubre de 2007

Encuesta ADIMARK. Lecciones de un problema político.

El gobierno de la Presidenta Bachelet está en problemas. El 35% de aprobación de la gestión nos deja en un verdadero zapato chino. Es imposible no realizar comparaciones, por muy odiosas que estas sean. Pero el gobierno de Freí fue evaluado con un 32% en plena crisis asiática. Ni comparado al momento de bonanza económica que vive el país.

Curiosamente ambas gestiones tienen coincidencias. Sus políticas comunicacionales tendieron a blindar a la figura presidencial más que al gobierno, el sentido común dice que ambos ámbitos no pueden estar divididos, pero algunos gurues de la comunicaciones estratégicas y que disfrutan con la problemática de la solucionática no piensan lo mismo.

Para evidenciarlo, debemos fijarnos en las cifras de valoración de los atributos de la Presidenta, los cuales no bajan, por el contrario se mantienen y en algunos casos suben. No obstante la percepción del gobierno es catastrófica.
El camino de solución no pasa por ajustes o cambios, mientras no se modifique la disposición política destinada al ostracismo y a la soledad del poder difícilmente la situación cambie.

jueves, 30 de agosto de 2007

Marcha de la CUT: Un triunfo para la derecha.


Ayer jueves 30 de Agosto, se aprobó la reforma previsional que otorgará por primera vez una pensión mínima social, fue enterrado el hombre más rico de Chile, el desempleo disminuyó a su nivel más bajo en años y la CUT, el PS, el Colegio de Profesores y el Colegio Médico protestaban contra el modelo neoliberal...

El neoliberalismo debe ser combatido. Es la expresión máxima de la desigualdad, la privatización de las ganancias, la socialización de las perdidas, la consolidación de un modelo excluyente, desigual e injusto son sus expresiones más escandalosas.

No obstante, da la impresión que la protesta de ayer era contra el Gobierno Concertacionista de Michelle Bachelet. Las declaraciones de los asistentes, en su mayoría hacían alusión a la conducción del gobierno. A sus falencias, problemas y dificultades.

Aborrezco el sistema neoliberal, pero creo que debemos mirar con perspectiva nuestro momento histórico. Con la muerte de Pinochet se terminó la transición, con ella finalizaron con éxito las tareas que nos auto impusimos como concertación.

Por ende, el gran ganador de la jornada de ayer es la derecha. La absurda división de la centro izquierda conllevará al triunfo de Piñera. Pregunto. ¿Se terminará el modelo neoliberal con la alianza por chile?, ¿se defenderán los derechos de los trabajadores?, ¿habrá un contrapeso político al ya desmedido poder económico, cultural y mediático de la poderosa derecha chilena?.

Quizás algunos echan de menos las peleas épicas contra la dictadura. Aspiran encabezar las multitudinarias manifestaciones en un nuevo rol de opositores. Chile no avanza en caos. Necesitamos dialogo y acción. La centro izquierda tiene una oportunidad única para consolidar las grandes reformas sociales y económicas que la Concertación ha impulsado en estos años de gobierno. Debemos aprender a coexistir con nuestras diferencias. Los problemas de la democracia los resolveremos con más democracia. No con piedras, ni lacrimógenas.

Debatamos con fuerza nuestras ideas, pero defendamos con ahínco los logros de este gobierno, que además es nuestro gobierno. Nos pertenece a todos y a todas. Es el fruto de nuestra historia y de nuestras luchas. La concertación tres punto cero, debe ampliar su espectro, encausar las legítimas aspiraciones sociales y recuperar el sentido de mística y cohesión política, en aras de construir un nuevo pacto social, que en un ambiente de respeto y tranquilidad, redistribuya el poder, la riqueza y las oportunidades, para tener un un nuevo modelo social más justo y solidario.

lunes, 27 de agosto de 2007

NO MÁS VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Domingo 26 de Agosto, Pza Italia. (Baquedano)

El año 2006 fueron asesinadas 44 mujeres, este año, ya van 41, ¿Cuántas más tienen que morir para que tomemos conciencia?.

miércoles, 22 de agosto de 2007

PIÑERA: El Jhon Wayne chileno


PIÑERA: El VAQUERO YANQUI QUE LE PEGA A LO QUE SE MUEVE.
Menos mal que Piñera no fue Presidente de EEUU o de la Unión Soviética durante la guerra fría. Lo más probable es que con su estilo "diplomático", "afable" y "amable", ya no tendríamos mundo.


Primero calificó a los funcionarios públicos como vagos, ni siquiera le importo que su padre y que su hermano hayan sido durante parte de su vida funcionarios públicos. Quizás le de vergüenza que el segundo haya sido de los civiles con olor a milico que trabajaban pal tirano. Y ahora califica al Presidente del PS y al Secretario General del PPD, “como dos personas que no le han trabajado un peso a nadie”.


El empresario pregunta en el portal emol: ¿por qué tienen una verdadera urticaria con las personas que durante su vida se han levantado temprano, han trabajado duro, se han esforzado, da la impresión que no resisten a la gente de trabajo, a la gente de esfuerzo, a la gente de mérito?.


Curiosa forma de calificar su forma de hacerse rico. Piñera parece más un especulador financiero que un emprendedor. Muchos saben que su riqueza proviene de trigos no muy limpios y que siempre han estado en el mínimo legal, combatiendo con prácticas poco éticas. Sólo nombrar su reciente condena de la SVS por utilizar información privilegiada, situación que en Estados Unidos se paga con cárcel.


Lo preocupante de Piñera es su forma de hacer política. Su modo es divisionista y ofensivo, sus habituales reacciones destempladas encarnan una mirada bipolar de la realidad. Cada vez que Piñera es puesto bajo presión, reacciona de una manera sulfurante, afiebrada y déspota.


No hay en sus palabras un liderazgo de futuro o que refleje la preocupación por construir consensos. Si Piñera llegase a ser presidente, preparémonos, por que tendremos un Presidente de Chile que se paseara como patrón de fundo por nuestras calles, arriba de su caballo y con su pistola al cinto. El Jhon Wayne chileno llegó a patear nuestros traseros.

miércoles, 1 de agosto de 2007

Plantando 33 cruces en Plaza Italia piden terminar con los femicidios



Francisco Aguila A.
Fecha edición: 01/08/2007 12:36
Con el asesinato de Nataly González Escobar (18) -encontrada muerta por asfixia la madrugada del 30 de julio en Pudahuel- la cifra de femicidios en Chile se elevó a 33 sólo en los últimos 7 meses.

Como una forma de crear conciencia y de protestar simultáneamente por el constante maltrato que reciben las mujeres de nuestro país, el grupo Muévete decidió unirse a la campaña iniciada por el precandidato presidencial Marcelo Trivelli, de clavar simbólicamente cruces en Plaza Italia cada vez que una mujer pierda la vida en Chile por actos de violencia intrafamiliar.
El vocero del grupo, Patricio Mery, dijo que su movimiento decidió unirse a esta campaña para "frenar el asesinato de mujeres en Chile", ya que "como jóvenes creemos tenemos que tener una actitud proactiva en la sociedad y tenemos que terminar de cuajo esta terrible situación, que tiene que ver con el sufrimiento de nuestras familias y el maltrato en las relaciones de parejas".

GOLPEADORES ANONIMOS

Según explicó Mery, la campaña pretende sensibilizar a la sociedad, llama a que la justicia aplique todo el rigor de la ley en contra de los agresores y, por último, proponen crear una instancia donde el "golpeador" pueda acudir y pedir ayuda multidisciplinaria en forma anónima
"El que hoy golpea a la polola mañana puede transformarse en un asesino. Entonces se debe crear un teléfono (de servicio) y un lugar especializado con sicólogos, con gente capacitada para que atienda a los golpeadores, explicó el vocero del grupo Muévete.

miércoles, 18 de julio de 2007

UNIR FUERZAS PARA DERROTAR LA EXCLUSIÓN

Chile es hoy una sociedad profundamente excluyente. Para que no lo siga siendo, es preciso unir las fuerzas políticas y sociales de auténtica vocación democrática y popular.

La exclusión erosiona la legitimidad de las instituciones políticas y tiene un negativo impacto socio-económico. Está excluido un amplio contingente, en particular de jóvenes, que creen inútil ejercer su derecho a sufragio. Están excluidos los chilenos que viven fuera del país a los que la derecha niega sus derechos ciudadanos. Además, fuerzas políticas y sociales significativas son víctimas de un sistema electoral que mañosamente los deja fuera del Congreso Nacional y que garantiza un veto parlamentario a la derecha. Por otra parte, recientes encuestas muestran que un alto número de chilenos desconfía de los partidos y se declara independiente.

El cuadro es desolador para un país que tiene desafíos de igualdad y libertad de gran magnitud: la mitad del universo de ciudadanos potenciales no participa hoy día en las elecciones.

Sólo un acuerdo amplio de las fuerzas que quieren una verdadera democracia podrá superar la exclusión política injusta y moralmente repudiable. Mientras no lo haya, la derecha mantendrá impertérrita su conducta y continuará disfrutando de sus privilegios políticos ilegítimos.

Cada vez que las fuerzas democráticas y populares han aunado su fuerza, importantes logros han sido posibles. En 1938, el Frente Popular derrotó a la derecha porque unió a radicales, socialistas, comunistas y movimiento sindical y recibió apoyo de jóvenes de la Falange Nacional. En 1958 la democracia chilena, viciada por el cohecho de la derecha y la influencia del dinero, fue objeto de importantes perfeccionamientos gracias al acuerdo sobre “Saneamiento Democrático” que alcanzaron las fuerzas progresistas en el Congreso, entre ellos una profunda reforma al sistema electoral y la derogación de la ley que ilegalizaba al Partido Comunista. El triunfo del NO en el plebiscito de 1988 y la elección de Patricio Aylwin en 1989 fueron importantes momentos de coincidencia de las fuerzas democráticas y populares. Lagos y Bachelet, al no alcanzar la mayoría en la primera vuelta electoral, triunfaron en la segunda gracias a la acumulación de los sufragios de las fuerzas de avanzada.

Los desafíos democráticos que enfrenta Chile son enormes. Para superarlos, es preciso derrotar a la derecha en los municipios y en el Congreso y quebrar su veto parlamentario. Lograr ese objetivo tiene un requisito: unir fuerzas.

Estamos seguros que no existen grandes obstáculos para generar convergencias básicas que se propongan, al menos, la tarea elemental de sanear la democracia chilena. Las dificultades que existen, tales como pequeños intereses corporativos y resentimientos o rencores políticos, deben ser superadas.

Los debates sobre la Concertación y su devenir o sobre el sistema electoral binominal deben, en primer término, considerar esta perspectiva. Por eso los abajo firmantes, parlamentarios y dirigentes políticos de partidos de la Concertación, invitaremos a nuestras respectivas colectividades a establecer de inmediato los diálogos con el Partido Comunista, La Surda, Fuerza Social, y otros grupos políticos y sociales que participaron en Juntos Podemos, que permitan establecer, como primer paso, un pacto para las próximas elecciones municipales y parlamentarias. Por otra parte, nos comprometemos a desplegar la actividad que sea necesaria para favorecer el encuentro democrático y la construcción de un gran acuerdo popular que permita democratizar las instituciones y luchar con perspectivas de éxito por un Chile socialmente justo.


Santiago, julio del 2007

Sergio Aguiló, diputado PS
René Alinco, diputado PPD
Jorge Arrate, ex Ministro y ex Presidente del PS
Gabriel Ascencio, diputado DC
Nelson Ávila, senador PRSD
Marcelo Díaz, diputado PS
Marco Enríquez-Ominami, diputado PS
Marcos Espinosa, diputado PRSD
Ramón Farías, diputado PPD
Jorge Insunza, diputado PPD
Tucapel Jiménez, diputado PPD
Arturo Martínez, Presidente de la CUT
Clemira Pacheco, diputada PS
Alberto Robles, diputado PRSD
María Rozas, Vicepresidente de la CUT
Eduardo Saffirio, diputado DC
Alejandro Sule, diputado PRSD
Jorge Coulon, Inti Illimani
Marcelo Coulon, Inti Illimani
Patricia Montero, manager Inti Illimani
Esteban Maturana, pdte Confusam
Manuel Riesco, Cenda
Esteban Silva, pdte Regional América PS
Paddy Ahumada, pdte regional Valparaíso PS
Jorge Romero, pdte comunal Temuco PS
Carola Insulza, pdta comunal Loncoche PS
Eduardo Barría, secretario comunal San Joaquín PS
Edison Muñoz, pdte CUT X Región
Giuliano Lopez, comunal Copiapó PS
Roberto Irribarra, comisión política PS
Patricio Avilés, Comité Central PS
Patricio Mery Bell, comité central PS
Luis Lobos, dirigente comunal Santiago
Cecilia Morelia, pdta brigada socialista Dirección del Trabajo
Rosa Leal, concejal PS El Quisco
Carola Rivero, concejala PS Independencia
Hector Aguayo, concejal PS Quintero
Patricio Martínez, pdte regional Santiago Colegio de Periodistas
Lidia Baltra, periodista
Dino Pancani, periodista
Iván Gutiérrez Lozano, director cronicadigital.cl
Gregorio Angelcos, sociedad de escritores de Chile
Ismael Calderón, concejal por Santiago
Carlos Bravo, pdte de la Unión Vecinal Talca
Juan Carrillo, miembro comisión salud PS
Alex Pereira, vicepresidente regional Oceanía, Australia
Jorge Rossel, secretario comunal Venezuela
Luis Diaz Rivera, Francia
Mario Toro, Suecia
Aldo Gonzalez, doctor, España
Luis Hernández, profesores PS
Carlos Lira, pdte brigada ex Presos Políticos PS
Jorge Charlet, ex Pdte. comunal Temuco
Eduardo Muñoz, ex miembro Comité Central PS
Mario Matus, académico Universidad de Chile
Alejandro Hernández, dirigente nacional Adiptgen
Edgardo Condeza, doctor, ex secretario general del PS
René Tabilo, dirigente sindicato CTC
Antonio Cavalla, doctor
Rubén Gamboa de Bernardi, doctor
Francisco Acevedo Toro, doctor
Claudio Santos, militante PS, Talca
Andrés Santander, dirigente PS
David Nayar, militante PS
Raúl Urrutia
Rigo Quezada
Daniel Ramirez
Luis García Alvarado
Luis Sierra Bosch
Darío Contador
María Inés Cavalla
Alejandra Gutiérrez Fuenzalida
Addis de la Torre
Benito Rodríguez Rodríguez
Hernán Coloma Andrews
Álvaro Díaz Parada, ingeniero comercial, Talca
Celinda Letelier Vásquez, Talca
Iván Vuskovic, Presidente Conupia
Humberto Solar, Vicepresidente Nacional Conupia
José Luis Ramírez, Secretario General Conupia
José Castillo, Tesorero Conupia
Pedro Davis, Protesorero Conupia
Pedro Alarcón, Director Nacional Conupia
Pablo Corvalán, Director Nacional Conupia
Aquiles Quiguallio, Vicepresidente I - II - III Región Conupia

No más estigmatización. La pobreza no es una condena divina.



Srs. Chilevisión


PRESENTE



Estimados Señores:Somos pobladores de la Legua Emergencia, miembros de la comunidad cristiana "Nuestra Señora de la Paz", ubicada exactamente en el corazón de la población a la que ustedes dedicaron el Utimo programa de la serie "En la Mira".

Mediante esta carta quisiéramos reflejarles las repercusiones que ha traído para nosotros la emisión del programa "El ghetto de la muerte" transmitido el recién pasado lunes 18 de Junio. En términos de rating el programa ha sido evaluado como un éxito. ¿Y en términos de Responsabilidad social qué evaluación van a darle ustedes? ¿Se han preguntado qué repercusiones tiene para los que viven día a día en ese lugar las imágenes, las entrevistas y la edición que han hecho sobre nuestra población? Para nosotros, pobladores de la Legua Emergencia, ha significado en la práctica un endurecimiento en el ya insoportable aislamiento que vivimos dentro de Santiago, como producto de la estigmatización que se ha instalado en la opinión pública.

Los resultados de esta estigmatización, que posiciona en el imaginario de los habitantes de nuestra ciudad que toda persona relacionada con la Legua es un posible drogadicto, traficante o delincuente, son muy concretos y reales: ahora es aún más difícil conseguir empleo y más necesario ocultar domicilio, familia y raíces para obtener un puesto de trabajo. Ahora hay menos voluntarios que quieran venir a trabajar en los programas sociales y se ha debilitado la red social que es en la práctica la única fuente de esperanza para los vecinos. Ahora es más difícil que algún chofer quiera entrar a nuestra población. La presunción de que todo legüino es narcotraficante o delincuente se confirma como un papel de antecedentes que nos acompaña desde la niñez hasta la muerte.

Ustedes han presentado en una hora y media los antecedentes de violencia acontecidos durante más de tres años en nuestras casas, calles y pasajes. No han mentido, simplemente han editado los datos. Han mostrado escenas espectaculares y nos han presentado al país como un pedazo de Centro América en el corazón de Chile. Pero no somos otro país, somos tan Chile como Ñuñoa o Vitacura. El nuestro no es un problema de delincuencia, tampoco es el fracaso de un gobierno de turno. Las balas que ustedes han mostrado son la huella del fracaso de un proyecto de sociedad.


¿Asumirán la responsabilidad de decir eso a la opinión pública? ¿Asumirán la responsabilidad de tratar "temas sociales" interpelando al sector privado a crear una agenda prioritaria de empleo para los sectores más expuestos al flagelo de la cesantía que fomenta el narcotráfico entre los más pobres? ¿Asumirán las consecuencias denunciando la hipocresía del consumo de droga que es el mercado que provoca el narcotráfico, la violencia y la miseria de nuestras poblaciones?¿Le dirán al país que no es sólo la Legua, sino muchas poblaciones las que se han ido transformando en ghettos por el clasismo ambiental? ¿Le dirán al país que el origen de la delincuencia es la pobreza y que en ningún país ha llegado la paz antes de la justicia social? ¿Mostrarán a la opinión las vidas dignas y valiosas, los profesionales, los universitarios, los proyectos de emprendimiento de la gran mayoría de los habitantes de nuestras poblaciones estigmatizadas?Finalmente, ¿qué harán por la niña, participando en el "Vía Crucis", cuyo rostro descubierto mostraron dando valientemente un testimonio mientras los policías ocultaban el suyo? ¿Qué harán por los niños de la Legua? ¿Qué harán para que no aumente la deserción escolar que los expone a la droga?

Sabemos que ustedes tienen buena voluntad. Por favor sumen a la buena intención la voluntad de ponerse en el lugar de aquellos para quienes la pobreza no es un espectáculo. Pongan los problemas sociales en el corazón del sector privado no como un peligro a la seguridad sino como el síntoma de una sociedad que hay que re construir.


Atentamente
Comunidad Cristiana Nuestra Señora de la Paz Legua Emergencia
P.Gerardo Ouisse
Comunidad Cristiana
Párroco de La Legua.
"Nuestra Señora de la Paz"
gerardouisse@yahoo.es

martes, 10 de julio de 2007

He vivído en dos países.

Nací en un país que perseguía a la gente de Izquierda. Que asesinaba, torturaba, mentía, exiliaba y vulneraba sistemáticamente los derechos humanos. Gobernado por un general bananero que ya no existe. En ese Chile, la CNI se paseaba impunemente por nuestras calles. Lugar de fuerza juvenil y compromiso callejero con el derrocamiento del rastrero.

En ese lugar nadie podía votar, las autoridades eran elegidas a dedo. Vulnerando el principio básico de la democracia. Persecuciones, represión, miedo, falta de cojones y actos heroicos. Civiles cómplices de los crímenes, que vitoreaban a esa sombra espuria de traje gris, en chacarillas, en Odeplan, en el Mercurio y en tantos otros lugares.

Un Chile lleno de campamentos, con una crisis salvaje del Capitalismo como la del año 82, que dejó a más de 758.000 personas sin trabajo, considerando que ese año la población era inferior a la actual. Con una gran protesta nacional el 11 de mayo de 1983.

Ese país que el año 1985, de manos del gurú del neoliberalismo Büchi, privatizó alrededor de 400 empresas estatales que fueron traspasadas a manos privadas ENDESA, CHILECTRA, IANSA y CAP. Privatizando las ganancias y socializando las perdidas.

La administración de los establecimientos escolares fiscales pasó masivamente a manos de las municipalidades y de esta manera, se puso fin al Estado docente, impulsado a partir de la presidencia de Pedro Aguirre Cerda a comienzos de la década de los ´40. Además, se aumentaron considerablemente las subvenciones a la educación particular

Durante las protestas los carabineros y militares copaban las calles, con la bala pasada y con casco de guerra, los recintos universitarios y las poblaciones. La gente vivía con el miedo constante de ser asesinados en cualquier momento por un militar. Esa mierda de país duró desde el 11 de Septiembre del año 1973 hasta el 11 de marzo del año 1990.

Yo nací en dictadura, fui criado en una sociedad en donde el miedo se respiraba en la calles, en donde los carabineros eran pacos cu... y los militares eran milicos conch...., ambos constituían el aparato represor del estado. Brazo armado de la derecha pechoña, usurpadora, mentirosa, neoliberal, individualista, rastrera, cómplice y zalamera. Y en donde las familias eran una bonita foto mandada desde algún lugar de Europa o Centro América.


Ese Chile ya se fue, y es tarea de todos que no vuelva nunca más. El segundo Chile en que viví es el de la transición, un camino duro y complicado que nos permitió avanzar en las grandes reformas macros, dando seriedad institucional y económica al país. Tengo el orgullo de decir que pude conocer al gobierno más exitoso de los últimos 200 años, la Concertación es lejos el conglomerado más eficiente y efectivo en lo que se refiere a progreso y equidad.



No obstante, quiero morir en un tercer Chile, en donde seamos capaces de construir un país que entiende la democracia como un proceso pleno de participación y no tan solo como una mera representación. En donde la Educación no sea tan solo acceso y masificación, si no que sea una garantía de calidad y diversidad. En donde el trabajo sea digno, bien pagado y represente tan solo una parte de nuestra vida, para que el resto este dedicada al derecho sublime de disfrutar el ocio, la cultura y la diversión. En donde las familias se respeten y quieran, sin importar la condición social o procedencia de cuna.



Ese nuevo país debe terminar con el individualismo, la corrupción, el poder como centro de las satisfacción de quien la ejerce para poner en el centro de la acción política la dignidad de las personas y la conquista incansable de la felicidad y el respeto por la diferencia.

martes, 3 de julio de 2007

¿¿¿Y LA TUYA SERÁ MARCIANA???

Allamand y Piñera, agoreros del pesimismo, critican al gobierno por proponer a Francisco Aleuy para el directorio de TVN, esgrimen el perfil “demasiado” político del candidato. Hace un par de semanas pedían a Francisco Vidal no comportarse como político desde la presidencia del canal público.

Es verdad, tienen razón, Vidal y Aleuy son políticos, pero supongo que el resto no vienen de Marte… Ninguno de los Directores de TVN puede presentar en su currículo el grado de independientes. Quizás no tengan militancia partidaria, pero la mayoría responde y da cuentas a un grupo de interés claro y preciso.

Por lo tanto, la crítica es absurda y destemplada. Busca generar un nuevo round con la Presidenta. La derecha no aprende. El espíritu democrático es sólo una postura acomodaticia amparada por lindos ternos.

No es del interés de la Alianza realizar una discusión profunda sobre ningún tema. Su preocupación es la de figurar a través de un combate directo y desgastante con la Presidenta. No es la problematización de la televisión pública y su calidad. Es cosa de ver la parrilla programática de Piñera TV. Seamos futuristas y proyectemos en Chilevisión el canal público que tendremos con la mutación genética de Berlusconi y Macri, dueño de canales y de equipos de fútbol.

Es preocupante el grado de belicosidad que la derecha muestra, siempre desesperados, con falta de coherencia e individualismo. En fin, el tema de fondo es que debemos prepararnos para hacer la pega bien y con prolijidad, evitando pegarnos balazos en los pies, por que cualquier error será usado como carnada por los empresarios-políticos representantes máximos del pesimismo.

viernes, 29 de junio de 2007

El baile del koala, modelos y futbolistas.


El título, que puede servir para una película de farándula. Refleja los tres temas de mayor importancia presentes en los medios de comunicación. Sobre ellos girarán miles de conversaciones. Entre los tres podrían perfectamente cundir y mantener un dialogo de varias horas.

Sin escandalizarme por la banalización del espíritu público y el “gusto” de la audiencia por el “semen”, la sangre y el triunfo. Me llama la atención la creación de iconos sociales, en su mayoría de jóvenes que proyectan tres anti valores: La riqueza fácil, el individualismo y el exitismo de la vida.

Sabemos que la construcción social de la realidad es un complejo fenómeno de control, persuasión, interés, lucro e ideología cultural dominante. Que involucra el gusto, el filtro educacional, las creencias, sean estas culturales, éticas o religiosas. No obstante, este entramado de poder, debe estar tensado y cuestionado por el pensamiento crítico.

Primero una constatación, muchos de los que critican en público a la farándula son asiduos consumidores en privado de las mismas. Segundo, los medios de comunicación y las tecnologías de información no son malas o buenas en si mismas. Pechugas, pelotas y bailes idiotas, son comentados por “otros pelotas” que viven de las pechugas y bailes idiotas de otros. La relación es perfecta. Unos actúan y otros comentan, y los “pelotas” los vemos, aunque a veces los que comentan también actúan y viceversa.

No me espanta la situación, tampoco me agrada, quizás ni siquiera debería importarnos, pero el interés nos llama a criticar con fuerzas la falta de una cultura diversa, innovadora y divertida, que sepa complementar la necesidad de entretención, de educación pública, de interpretación plural de la realidad y de información seria y metódica de los sucesos.

El problema no es la farándula, la crisis está en la falta de promoción y atención de otros temas, no se trata de oscilar entre los aburridos y agoreros del pesimismo (Allamand y Piñera) y la estupidez de lo banal. Debemos promover y difundir nuevas formas de entretención desde una perspectiva optimista y más esperanzadora de la vida.

La palabra construye realidad o para estos tiempos, la imagen edifica prejuicios. Esos prejuicios nos hablan de miedo, de individualismo, de soledad, de actos depresivos y de crisis permanentes. No obstante, además de los idiotitas de la generación “Y” que se pelean por hacerse famosos a costa de silicona, escandalillos y farándula, existe un montón de otros jóvenes que no aparecen en la tele y que están preocupados por pensar un Chile distinto, que interprete mejor los nuevos tiempos. El llamado es claro, debemos asumir un compromiso por re-significar la vida y su importancia, despojando el chisme de nuestra realidad para dar paso a situaciones más dignificantes y sensatas. De esta forma, podremos mostrar nuevos caminos principalmente a la juventud. Por que en el fondo de pelotas, de koalas y pelotudos solo pueden salir pelotudeces.




lunes, 25 de junio de 2007

MÁS DEMOCRACIA ES MÁS OPORTUNIDAD



Chile es mucho más que hace 17 años. La Concertación es el conglomerado político más exitoso de la historia republicana. Aunque los agoreros del pesimismo promuevan un país lacónico y derrotado, no hay ningún dato relativamente objetivo que sostenga esa extraña disposición a verlo todo mal.

La derecha no tiene un proyecto de país coherente con las aspiraciones de las personas. El individualismo, el chorreo, la privatización de las ganancias y la masificación de las perdidas, son algunos de los principios ideológicos de la Alianza Por Chile. Si a ello le sumamos una mirada conservadora, ostracista y determinista de la sociedad, el panorama de un futuro gobierno de la derecha es devastador para el progreso, la equidad social y los cimientos de modernidad y eficiencia construidos durante los gobiernos de la centro izquierda.

En Chile se terminó la transición. Ya no existen senadores designados o inamovibles comandantes en Jefe de las Fuerzas Armadas, los Alcaldes y Concejales son electos según un modelo de democracia representativa, el Consejo de Seguridad Nacional no es auto convocante, ni resolutivo, Pinochet se murió pasando a la historia como un loco, delincuente, traidor y asesino. Y hoy, hemos tenido más verdad y justicia en materia de Derechos Humanos, de lo que muchos ni siquiera soñaban el año 90. Por lo tanto en lo macro se hizo la pega.

Nos encantaría sumar al diagnóstico que la derecha chilena cree en la democracia y por lo tanto es capaz de aprobar una reforma seria al sistema binominal, que termine el amarre y la exclusión de las minorías. Por otra parte sería muy bueno que los ex uniformados implicados en crímenes de violación de los derechos humanos puedan hacer honor al código militar y la tradición republicana y respondan como hombres por sus atroces actros, partiendo por decirnos ¿¿¿Dónde están????.

Para que no existan dobles lecturas, la transición terminó y Chile esta viviendo un cambio de época, pero mientras exista un solo Detenido Desaparecido, seguiremos mirando como cómplices a los que callaron y encubrieron con el silencio los horrores de la dictadura militar.

Tenemos una sólida base para alcanzar modernidad, desarrollo integral, progreso social y equidad redistributiva de las oportunidades. Para ello, debemos trabajar en refundar la Concertación, recuperando la mística de los ochentas, la transversalidad de los noventas y la coherencia en la acción de los dos mil.

Más democracia es más oportunidad. Hay que poner el proyecto país por delante y la dignidad de las personas en el centro de la política. De esta forma, volveremos a transformarnos en una alternativa plausible, sólida y consecuente. Debemos impulsar una gran reforma nacional que nutra de mayores herramientas de participación y decisión a la gente. La Concertación 2.0. debe liderar un cambio de paradigma, que transforme la democracia representativa en democracia participativa, fomentando la participación de la sociedad civil en las definiciones y priorizaciones de los temas públicos. Estos deben ser los pilares de nuestro trabajo, enfocado siempre en la transformación de la realidad social, para terminar con la exclusión, la elitización del poder y la “condena” del determinismo social.

Patricio Mery Bell, Periodista
Comité Central Nacional
PS Chile.
09-8857819
Merybell2008@yahoo.es
http://www.patriciomery.blogspot.com/







viernes, 22 de junio de 2007

POR LOS POETAS VIVOS


De la Sociedad de los poetas muertos
Walt Whitman


No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber. No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario. No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.


Pase lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión. La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia. Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa: Tú puedes aportar una estrofa. No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre. No caigas en el peor de los errores: el silencio. La mayoría vive en un silencio espantoso. No te resignes. Huye. "Emito mis alaridos por los techos de este mundo", dice el poeta.


Valora la belleza de las cosas simples. Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas, pero no podemos remar en contra de nosotros mismos. Eso transforma la vida en un infierno. Disfruta del pánico que te provoca tener la vida por delante. Vívela intensamente, sin mediocridad. Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con orgullo y sin miedo. Aprende de quienes puedan enseñarte. Las experiencias de quienes nos precedieron de nuestros "poetas muertos", te ayudan a caminar por la vida. La sociedad de hoy somos nosotros Los "poetas vivos". No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas...

viernes, 8 de junio de 2007

RESIGNIFICAR LA POLÍTICA EN FUNCIÓN DE LA VIDA

Necesitamos avanzar más rápido, poniendo por delante el proyecto país y la dignidad de las personas en el centro de la política. Sólo de esta forma lograremos resignificar la función pública preocupándonos por el bienestar y la felicidad de nuestro proyecto colectivo. Necesitamos de una mirada amplia, transparente y ciudadana que revitalice nuestro proyecto concertacionista.

lunes, 4 de junio de 2007

El Mercurio, Reportajes, No se lo digas a nadie.


por: Carlos Peña.


Un grupo de senadores -la izquierda y la derecha unidas- presentó esta semana un proyecto de ley tan torpe que, si se aprueba, hará muy difícil ejercer el periodismo. Si uno no conociera las abundantes virtudes de quienes lo firmaron, pensaría que están preocupados de protegerse a sí mismos del afán escrutador de los medios.


El control sobre la propia imagen (elegir qué cara es la que mostraremos al mundo) y el derecho al secreto (decidir quién sabe qué acerca de nosotros) es uno de los derechos humanos básicos. Gracias a él la mayoría de las personas disponemos de un espacio de inconsecuencia y de hipocresía que nos aligera el paso por este valle de lágrimas. La transparencia absoluta -vivir sin cortinas- es algo que se parece al infierno. Y la coherencia irrestricta -actuar en consonancia con lo que se dice, sin caer nunca- es cosa de santos. Es razonable entonces que la ley nos permita guardar las apariencias.


Pero también hay veces en que, como ocurre con los políticos, necesitamos saber si las apariencias engañan. Tratándose de ellos, el padecimiento de una enfermedad, la vida sexual, las amistades y las actividades del fin de semana, pueden transformarse en un asunto público. Cuando los argentinos votaron por Perón debieron saber que estaba al borde de la muerte y que, en verdad, elegían a María Estela Martínez.


Los norteamericanos rechazaron a Gary Hart cuando se enteraron, gracias al National Enquirer, que tenía una amante a la que sin embargo negó delante de las cámaras. John Profumo debió renunciar cuando se supo que Christine Keeler era, al mismo tiempo, la amiga sexual del agregado naval soviético. En todos esos casos no hay nada de moralismo, como suele creerse, sino la más básica de las exigencias. Se trata simplemente de saber en quién ponemos nuestra confianza. Si miramos la fecha de vencimiento de la margarina del desayuno, y si examinamos con parsimonia el dibujo de las ruedas del auto usado que compramos, ¿cómo no vamos a cerciorarnos mínimamente si acaso las personas que van a decidir por nosotros poseen lo que dicen poseer y hacen u omiten lo que, mediante leyes, nos obligarán a hacer u omitir a nosotros?


Cuando la prensa devela ese tipo de situaciones actúa de manera legítima. Y por eso es razonable disminuir el umbral de protección a la privacidad cuando existe un interés público comprometido. El solo hecho de desempeñar un cargo público no despoja a una persona de su intimidad; pero disminuye en una amplia gama de asuntos el umbral de protección a que, en principio, tiene derecho. Por eso la iniciativa de ley que esta semana ha presentado un grupo de senadores -registremos sus nombres para la historia: Carlos Ominami, Carlos Cantero, Guido Girardi y Jorge Pizarro, la izquierda y la derecha unidas- debe estimarse intolerable para la libertad de prensa y la libre búsqueda de información. La iniciativa de los senadores -copiada, dicho sea de paso, de otra de inicios de los noventa- prevé castigos penales para quienes "descubran secretos" o "vulneren la intimidad de otro sin su consentimiento". Es difícil comprender de qué forma los periodistas podrían ejercitar su oficio si una regla así entra en vigencia.


Si la hubieran adoptado, los ingleses no habrían conocido el caso Profumo; los norteamericanos no habrían sabido de los papeles del Pentágono; la gente habría seguido comiendo las porquerías de Food Lyon; Watergate habría permanecido en las sombras; y la hipocresía, que es una virtud de la civilización cuando uno no aspira a dirigir las vidas ajenas, se habría enseñoreado, más incluso que hoy día, de la política. Una regla como esa, u otra semejante, es insensata. No es razonable construir un tipo penal (que autoriza el uso de la coacción estatal, nada menos) dejando entregada casi del todo a la discreción judicial la definición del bien protegido: ¿es acaso el lugar donde se ejecutan las acciones el que define lo privado?, ¿quizás la mera índole de los actos sin que importe el lugar donde se ejecutan?, ¿tal vez el interés comprometido en las acciones?, ¿todas las anteriores?, ¿ninguna? Un periodista o un medio amenazado por tamaña incertidumbre o es un héroe o un loco solitario o apaga la cámara, inhibe su curiosidad, olvida los deberes del oficio y se dedica, de ahí en adelante, a narrar vidas ejemplares, hacer el horóscopo, copiar cables y a transcribir conferencias de prensa.



Entonces, claro, los redactores del proyecto podrían vivir tranquilos y seguros, perorar cada cierto tiempo, retratarse con la familia para las campañas, usar el photoshop cuando les plazca, mostrar sus radiografías cuando les resulte adecuado y negarlas cuando no, almorzar cada cierto tiempo con sus financistas y administrar los inevitables conflictos de intereses sin apuros, sin sudores y sin zozobras, y todo ello como si la política fuera un asunto de ideas y nada más que de ideas, una cuestión de salón, algo distinguido, entre caballeros, y no, como es, un asunto de poder y de intereses del que la ciudadanía, mediante la prensa, tiene derecho a hacer el escrutinio.

3 de Junio de 2007 Danae Mlynarz, nueva defensora ciudadana:


''Hay voluntad política para crear figura del ombudsman en Chile'' por Carlos Alvarez La funcionaria, que enmarca la iniciativa en el proceso de consolidación democrática, se declara una ''convencida' ' de la existencia de condiciones como un ''nuevo ciudadano, mucho más empoderado, más consciente de sus derechos, en condición de exigirlos y que, al mismo tiempo, pide mecanismos para protegerlos' '. Entusiasmados están en la Comisión Defensora Ciudadana por el nuevo impulso, desde sectores parlamentarios, que está mostrando la creación de la figura del defensor del pueblo u ombusdman en Chile.


No son pocos los que creen que otro gallo cantaria si una figura como ésta hubiese terciado a favor de los usuarios del Transantiago, incluso entre los afectados por un eventual corte de gas definitivo desde Argentina y hasta entre los actores afectados por una megafusión empresarial como la protagonizada por D&S y Falabella.


Es precisamente, la figura del ombudsman la que sobre estos temas y otros se pronuncia en países, muchos de ellos desarrollados, que sí cuentan con su presencia desde hace años. En Chile , pese a varios intentos, ello no ha sido posible, pero la nueva directora de la Comisión Defensora Ciudadana, Danae Mlynarz, cree que hoy existe piso político para un esfuerzo de ese tipo. El proyecto del defensor ciudadano es una reforma constitucional que ingresó al Congreso en noviembre de 2003, una propuesta del Ejecutivo que no ha tenido movimiento legislativo hasta ahora y que -de acuerdo a lo manifestado por los diputados de la Comisión de Derechos Humanos- será puesto en tabla en las próximas semanas.


“La tramitación que tendría el proyecto de reforma constitucional para la creación del ombudsman o defensor del pueblo será tremendamente valiosa, porque, en primer término, en Chile nunca se ha hecho un “debate legislativo” sobre el tema y, ahora, todo parece indicar que la voluntad política está y entonces, avanzar para que podamos concretar definitivamente la creación de esta instancia y darle institucionalidad a la figura, cumpliendo de ese modo las orientaciones de la Presidenta”, destaca Mlynarz. - ¿Por qué este tema ha costado tanto implementarlo en el país? - El tema del defensor ha estado presente en todos gobiernos de la Concertación y, de hecho, se han remitido al Parlamento cuatro proyectos sobre el tema. Sin embargo, no han prosperado, no porque no se hayan logrado los consensos sino que porque no se ha iniciado nunca su discusión parlamentaria. En ese sentido, tengo la opinión de que la razón para ello tiene que ver con las prioridades legislativas sobre proyectos que requieren un alto quórum como son las modificaciones constitucionales. Una muestra es que recién en Chile en 2005 terminamos con los senadores designados.. . Hoy hemos avanzado en nuestro proceso de consolidación democrática, nos quedan dos grandes reformas para ello: volver más representativo el Parlamento, a través de un cambio en el sistema electoral binominal, y avanzar en mecanismos de balance y control como la creación del defensor ciudadano que vele por la no vulneración de los derechos ciudadanos por parte de los órganos de la administració n pública. -


¿Por qué ahora debiera poder ser exitosa la creación del ombudsman? - Soy una convencida de que hoy nos encontramos en mejor pie que ayer para avanzar en esta discusión, porque hoy estamos frente a un “nuevo ciudadano”, mucho más empoderado, más consciente de sus derechos, en condición de exigirlos y que al mismo tiempo, pide mecanismos de protección de esos derechos. Por otro lado, existe una necesidad de garantizar una serie de derechos sociales que ha planteado la propia Presidenta Bachelet en su discurso del 21 de mayo, en cuanto a las medidas relacionadas con un sistema de protección social mejor y más amplio y porque, además, en la pasada elección presidencial todos los candidatos se comprometieron con la creación del defensor del pueblo. En ese sentido, los diputados de la Concertación que integran la comisión de Derechos Humanos dieron una señal potente de respaldo al proyecto y creo que los parlamentarios también estarán en esa línea, considerando que se trata de la creación de un organismo autónomo que busca proteger los derechos de los ciudadanos que ellos mismos representan. -


¿Va a continuar la política de informes trimestrales críticos de las reparticiones del Estado, que causaron problemas a la anterior y renunciada defensora ciudadana? - La labor de la Comisión Asesora Presidencial para la Protección de los Derechos de las Personas, más conocida como Comisión Defensora Ciudadana, es, según nuestro decreto de creación de 2001, colaborar en la protección, defensa y promoción de los derechos de las personas ante acciones u omisiones de los órganos de la administració n del Estado. Para cumplir este objetivo desarrollamos dos grandes funciones: observar y estudiar la actividad que desarrollan los órganos del Estado frente a los ciudadanos e informar de ello al Presidente de la República y formular sugerencias, recomendaciones y/o informes al gobernante para que éste resuelva adoptar medidas tendientes a corregir o evitar situaciones que vulneren los derechos de los ciudadanos. Seguiremos cumpliendo nuestra tarea, en coordinación con los servicios, teniendo siempre como norte la atención de calidad a los ciudadanos tal como me lo ha pedido la Presidenta Michelle Bachelet. Éste es un gobierno que tiene claro que debe estar al servicio de los ciudadanos y, por tanto, son ellos el centro de nuestro quehacer. -


¿Se va a seguir implementando un ranking de calidad de los servicios públicos, que también fue motivo de controversia en el pasado reciente? - En esta comisión nunca se ha realizado un ranking de calidad de los servicios públicos. Tal vez exista cierta confusión por la difusión imprecisa de un estudio sobre cartas de derechos (que midió la existencia y calidad de esta en diferentes reparticiones públicas). Durante este año, tenemos proyectado realizar un estudio sobre vulneración de derechos en los servicios públicos, que – tal como las cartas de derechos- es otra dimensión del deber de los servicios frente a los ciudadanos. Así nos acercamos a la misión de esta comisión que es poner al ciudadano al centro de las preocupaciones de los servicios públicos y por tanto, lo que nos mueve es garantizar sus derechos elaborando informes a la máxima autoridad del país de manera de corregir o evitar situaciones en que se vulneren los derechos de las personas. - Si algunas de las principales quejas recepcionadas tiene que ver con seguridad social, como con las licencias médicas,


¿no podria hacer algo por ello en la reforma previsional que se discute en el Congreso? - Las quejas recibidas tienen una amplia diversidad de orígenes, entre los que efectivamente destaca el ámbito de la seguridad social. Esperamos que el desarrollo de una encuesta por muestreo en el marco del estudio sobre Derechos nos permita ir completando la información que disponemos del proceder de los servicios públicos. Efecto Transantiago - ¿


Está dispuesto el Gobierno a darle validez al llamado Estatuto de Garantía del Transporte Público presentado por organizaciones ciudadanas, a propósito del Transantiago? - En el tema del Transantiago, tal como constatamos en nuestro informe a través de las quejas que han procesado el “Transantiago Informa” y el Ministerio de Transportes, podemos observar que existen problemas urgentes que solucionar. Avanzar en esos aspectos esenciales es también acercarnos a formalizar un estatuto de garantías, espacio en que el aporte de la ciudadanía será muy valioso y expresión de ello es la propuesta de las organizaciones de la sociedad civil que menciona. - Los parlamentarios que hablaron del tema dijeron que si existiera el defensor del pueblo en Chile, Transantiago habria quedado más a maltraer aún... - Si hubiera existido un defensor del pueblo los ciudadanos no hubiesen tenido que recurrir a judicializar el tema como primera alternativa, que por lo demás según lo que hemos visto no ha sido muy eficiente tampoco, sino que habría existido una figura autónoma del Ejecutivo que hubiese mediado para lograr una solución sobre el tema y poner la voz de los usuarios en primer lugar.


Sin embargo, me parece que debemos ser claros para no generar falsas expectativas, el defensor ciudadano, tal como está concebido en el proyecto y recogiendo la experiencia internacional, no tiene facultades de fiscalización o de sanción. El defensor es una figura persuasiva más que punitiva. Que se inserta en una lógica democrática conversacional y no es una instancia todo poderosa para “castigar a quienes se porten mal”, así al menos funciona en casi todos los países del mundo donde existe y así también está establecido en el proyecto que se encuentra en el Congreso. - Luego de hacer un detallado análisis de los sistemas de reclamos para efectos del Transantiago, ¿estiman que realmente la gente ha hecho sentir toda su molestia por ese tema en los sistemas existentes? - En un sistema democrático, como el nuestro, todos los actores del Estado somos respetuosos de la libertad de expresión más aún en esta Comisión donde estamos precisamente no sólo por el mandato, sino porque además nos mueve la convicción de proteger y garantizar los derechos de las personas. En tal sentido, es necesario para la democracia que los ciudadanos puedan expresarse en todo ámbito, y eso evidentemente incluye al Transantiago. En ese sentido, me parece que ha existido una molestia, legítima por cierto, y que la gente la ha expresado en distintos niveles y por distintas vías. En la comisión nosotros recogimos la molestia e inquietud de los ciudadanos volcada en diversas fuentes, hicimos un proceso y análisis de ello y nos parece que, en ese sentido, las personas comprenden que parte de la experiencia democrática es la expresión de malestares, sin violencia, constructivamente.


- ¿Qué comentario hace la comisión respecto de una operación tan compleja para consumidores y proveedores como la fusión entre D&S y Falabella? - Me parece que cualquier situación que pueda afectar a los ciudadanos, en tanto consumidores o proveedores vinculados a esta fusión, corresponde que sea analizada por organismos que nuestra institucionalidad ha generado para ello.

miércoles, 30 de mayo de 2007

CONCERTACIÓN 2.0. AQUÍ NO SOBRA NADIE.


Un gobierno de derecha sería nefasto para Chile. Sebastián Piñera, gobernaría con Renovación Nacional, que representa la exacerbación del exitismo individual, anclado en el hiper liberalismo económico y con la UDI, resabio doctrinal y brazo político del legado del dictador Pinochet, complementado por una posición valórica conservadora y ostracista. El resultado es más que predecible, retroceso social, amplificación del neo-liberalismo económico, como único motor de desarrollo social y estancamiento democrático, cultural y político.

Aunque el actual gobierno ha cometido una serie de errores, la Concertación sigue siendo el conglomerado más exitoso de la historia republicana de Chile. Ningún otro gobierno puede mostrar más obras o éxitos.

Por esto, no es casualidad que tengamos más de 10 líderes capacitados y favorecidos por la percepción pública para encabezar un quinto gobierno. Del perfil clásico y republicano, podemos mencionar al Ex Presidente Ricardo Lagos, al Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, a la Senadora Soledad Alvear, al ex Presidente y Senador Eduardo Freí, y al Senador José Antonio Gómez.

Por el sector progresista, moderno y más ciudadano, contamos con el Ex Intendente de Santiago, Marcelo Trivelli, el Ministro Ricardo Lagos Weber, el Senador Alejandro Navarro y el ex Ministro Nicolás Eyzaguirre.

No obstante, es fundamental que podamos reestablecer las confianzas, construir nuevos sueños, nutrirnos de mística, cohesión y liderazgo, para ofrecer una mirada más social y colectiva. Aunque tenemos excelentes individualidades, nuestro éxito esta centrado en jugar de memoria con el mejor equipo. Compuesto por la experiencia del triunfo, sumado a la innovación crítica y pro-actividad de las nuevas generaciones.

Necesitamos dar espacio a la ambición personal con sentido colectivo. No necesitamos de un coro a la usanza del algún colegio de la antigua RDA, en dónde todos cantaban y sonaban de la misma forma.

Necesitamos reunir lo mejor de cada experiencia, partido, colectividad o tendencia partidaria. Irrumpir con nuevas ideas, sueños y esperanzas para el Chile que queremos, este es el momento de consolidar y asumir el desafió de construir un país desarrollado, justo, solidario y feliz, en donde cada chileno y chilena, tenga lo que se merece por el sólo echo de haber nacido en nuestra tierra.

Consejo General JS

jueves, 24 de mayo de 2007

Campaña contra la muerte en las calles chilenas se distribuye por YouTube

En Chile mueren más de 1.600 personas al año en accidentes de tránsito. El proyecto Videopinión tomó cartas en el asunto al iniciar una campaña en terreno para promover una conducción responsable entre los jóvenes. Santiago, 24 de mayo de 2007.- Mientras algunos usan el popular servicio de videos, www.youtube.com , para jactarse mostrando peligrosas conductas como manejar a 280km/h, existen también jóvenes que utilizan el mismo sitio para promover una conducción responsable y la prevención de los accidentes de tránsito. Es el caso del proyecto Videopinión (www.videopinion.blogspot.com), una iniciativa ciudadana cuyo propósito es ser un espacio para el diálogo social, y su campaña No Te Hagas Bolsa, la que busca incentivar a los jóvenes a no conducir bajo los efectos del alcohol ni a velocidades que pongan en peligro su vida y las de quienes los rodean.
Con cuatro capítulos de la campaña, No Te Hagas Bolsa suma más de 8 mil visualizaciones en YouTube, además de numerosas vinculaciones en distintos blogs y sitios web (ver ejemplos 1 y 2)La importancia de proyectos de prevención originados por la sociedad civil llevaron a que No Te Hagas Bolsa cuente con el respaldo del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones y, de Conaset. Emilio Oñate, Secretario Ejecutivo de ese organismo, se hizo presente en el lanzamiento de la campaña que se realizó en enero en la Plaza Italia. Las cifras de accidentes de tránsito hablan por sí solas. En Chile, por cada asesinato ocurrido, tres personas mueren en accidentes de tránsito. De esa forma, en 2006 los muertos por esta causa superaron las 1.600 personas. Revertir esta horrorosa realidad es responsabilidad de todos, y las nuevas tecnologías pueden ser una poderosa herramienta para lograrlo. Por eso el llamado es :¡No Te Hagas Bolsa!

Un rumbo claro


Un balance del Mensaje Presidencial
Jaime Gazmuri M.


Hemos asistido a un ejercicio de consistencia política. Contemplamos como, quien por voluntad soberana de los ciudadanos dirige al gobierno, da cuenta a sus mandantes de algo sencillo pero esencial, que aquellos compromisos que son la base del contrato cívico que la hicieron presidenta están vigentes, se están cumpliendo y además, en atención a la bonanza de Chile, van a profundizarse y agilizarse, no solo porque podemos sino porque debemos.

En tiempos donde el prestigio de la política goza de tan mala salud, resulta estimulante contar con un liderazgo que dice lo que piensa y hace lo que dice. Un liderazgo nacido en nuestras filas, reconocido por la Concertación y validado por el pueblo, que expresa nítidamente los mejores rasgos de identidad del socialismo chileno y su tradición histórica: consecuencia, credibilidad, compromiso social, espíritu libertario, compromiso democrático y carácter antidogmático.

Nuestra presidenta reafirmó, con una batería inédita de iniciativas que atraviesan todos los nudos sensibles del quehacer del país una carta de navegación que tiene un puerto claro y alcanzable: un sistema de protección social moderno, justo y responsable.

En ese trazado la Presidenta Bachelet reestablece además un aserto que los pragmáticos se han afanado por relativizar pero que apunta a las bases de una vida colectiva sana, que tiene en el centro la preocupación por la dignidad del hombre y su bienestar: la economía esta al servicio de la sociedad, no al revés.
La decisión de flexibilizar la regla fiscal, y fijar el superávit estructural en un 0.5 % del PIB, recoge los planteamientos hechos en el programa al respecto, y la amplia discusión que se desarrolló en la Concertación en los últimos meses sobre la necesidad de invertir una parte de la holgura fiscal en fortalecer la protección social. Este anuncio garantiza que, para el 2008, el país tendrá el presupuesto mas expansivo de su historia, un paso decidido en la dirección por reestablecer la capacidad de nuestro aún pequeño Estado para acortar las brechas de desigualdad e injusticia que siguen siendo parte del paisaje social del Chile de hoy.

En el giro introducido por la Presidenta no existen asomos de populismo, sino de responsabilidad y convicción. También es nuestro imperativo el manejo fiscal serio, la mantención y el fomento de las condiciones económicas que abonen a nuestro crecimiento y credibilidad. Pero es serio también ser realista, reconocer el cambio de las circunstancias objetivas que antes recomendaban cautela y ahora abren margen a la audacia. La presidenta lo ha hecho, confirmando de paso otro de los atributo de su liderazgo, su receptividad. Su capacidad para reconocer entre los argumentos del legítimo debate que animan el cuerpo vivo que es su coalición aquellos que coadyuvan a la tarea de gobierno.

Hemos encarado dificultades, y Transantiago, como lo admitía la propia presidenta, es un recordatorio permanente. Pero estamos seguros, que serán transitorias. En cambio las huellas permanentes de este, nuestro gobierno, afirman raíces profundas en las dimensiones más sensibles de la vida de los chilenos.

Obras de infraestructura que dinamizaran la vida de nuestras regiones, un salto en la cobertura de salud garantizada, 23 nuevos hospitales, un presupuesto para educación de más de 5 mil millones de dólares anuales, un sistema de pensiones universal y con pilar solidario en operación ya a mediados del 2008, 900 nuevas salas cunas al año, mejor seguro de cesantía, más tribunales del trabajo, la institución del Defensor Laboral y la resolución del drama de los deudores habitacionales, son solo parte del contundente paquete de acciones anunciado por la presidenta. Medidas, cada una de ellas, que impactaran perdurablemente la calidad de vida de las generaciones presentes y futuras de chilenos, con el énfasis justiciero que las amplifica y privilegia entre aquellos más postergados de nuestros compatriotas.

Hay motivos para el optimismo. Un llamado que nos convoca a todos y nos desafía por la envergadura de los retos, pero que sienta las bases para reestablecer el vínculo de confianza con los ciudadanos y proyectar la obra fecunda de la Concertación hacia delante.

Un llamado que no ignora que junto a las políticas públicas, sigue abierta la contienda por más y mejor democracia. Siguen pendientes nuevas batallas por restituir la plena ciudadanía a los cientos de miles de chilenos que viven fuera de la patria, víctimas recientes de la deshonestidad de la derecha. Sigue pendiente y presente la urgencia por la reforma un sistema electoral que consagra por un lado la exclusión y por el otro el subsidio a los herederos políticos de la dictadura. Sigue vigente el desafío de incluir sin cortapisas el potencial ciudadano de millones de jóvenes, excluidos de facto del ejercicio electoral.

La tarea que sintetizó la presidenta es imponente, pero al mismo tiempo impostergable. Es ni más ni menos, lo que nos comprometimos a realizar. Avanzamos, pero quienes constituimos su base de apoyo político debemos apurar el tranco. Con unidad de propósitos y valorando la riqueza que contiene nuestra diversidad de miradas. Reconociendo el rumbo nítido que traza la presidenta y recogiendo su llamado para enriquecer desde nuestros roles y experiencias, la acción de un gobierno que es el nuestro.

Patricio